Tercer cargado día (20-09)

Aunque mi nombre de usuario lo deje claro, me presento. Soy Mario y soy estudiante de primer año de Antropología Social y Cultural. Como comparto el nombre con un compañero, podéis llamarme Mariete. Y para conocernos todos mejor, vengo de Asturies, de una villa llamada Lugones.

El caso es que hoy cojo el relevo de mi compañero Alejandro para describir y opinar sobre el tercer día de clase, tarea no fácil después de los dos buenos relatos de los compañeros.

En primer lugar, comentamos algunos de los grandes avances tecnológicos del siglo XX, como el nacimiento de la computación, y sobre todo, presentamos a tres personajes muy importantes en dicho aspecto: Vannnevar Bush, Evelyn Berezin y Alan Turing. De especial importancia es este último, pues podríamos hablar de él en tres de las asignaturas que tenemos: en Psicología, por el tratamiento que recibió por su condición sexual; en Historia, por su rol jugado en la Segunda Guerra Mundial; y en esta asignatura, por razones evidentes.

Además, otro tema tratado fue el de los algoritmos, con un video bastante explicativo. Considero de vital relevancia este tema, pues ahora mismo, entre Netflix, Instagram, Twitter, y demás, estamos rodeados de algoritmos y de empresas diseñadoras de los mismos que tratan de ganar clientela a través de ellos. ¿Por qué creo que es tan importante? Porque es nuestra tarea comprenderlos y manejarlos, precisamente para que no nos manejen a nosotros como nos manejan actualmente y ser dueños de nuestro presente, de nuestra mente. De nuestra vida.

Aunque quizás lo más ‘tocho’ (una palabra que uso, sinónima de ‘importante’) fue analizar el trío clave de conceptos: el de datos, información y conocimiento. Destacamos en este aspecto que se tiende a jerarquizar dichos conceptos, siendo el más importante el de ‘conocimiento’ y el menos, el de ‘datos’. Sin embargo, en el que más nos adentramos en esta clase fue en el, supuestamente, menos importante. Incluso nos metimos en el ‘fregao’ de definir y descubrir qué son los metadatos, que, para establecer un símil, son los ingredientes que lleva el producto final, que son los datos. Con respecto a esto, quería añadir una opinión personal: en un periodo histórico en el que tenemos más datos disponibles que nunca, el conocimiento cada día es algo menos generalizado y más residual. Creo que esto sucede porque la información es tremendamente manipulada. Por ello, el paso medio entre los datos y el conocimiento debe ser reforzado urgentemente, para que la pirámide no se desequilibre.

Por último, quiero recalcar que me llamó la atención el hecho de que salieran tantos animales, ya que salieron las focas y un curioso animal, que para mí supone un descubrimiento, que es el quokka. Para el que no lo conozca, dejo una foto debajo.

Ánimo para la semana y ¡larga vida a los quokkas!

Mario Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.